martes, 22 de marzo de 2016

DOMINGO DE RAMOS: «Nunca os dejéis robar a Dios, ni dejéis que de este mundo se robe a Dios»


La catedral de Santa María la Real de la Almudena ha acogido este domingo el inicio de las celebraciones de Semana Santa, con la Eucaristía de Domingo de Ramos.
Pasadas las 11:30 horas, el arzobispo de Madrid bendijo las palmas de numerosos fieles congregados en la entrada de la calle Bailén, junto a la Puerta de la Misericordia. «Otra forma de estar en el mundo y en esta historia se nos ofrece a través de Jesucristo», ha dicho monseñor Osoro, antes de iniciar la procesión hacia la entrada principal pidiendo que, «como la muchedumbre que acompañaba a Jesús, acompañemos también con júbilo al Señor».
En su homilía, el prelado incidió en que «humillarse es ante todo el estilo de Dios en quien creemos y que nos reúne a todos nosotros esta mañana». «Nunca, nunca, os dejéis robar a Dios, ni dejéis que de este mundo se robe a Dios. Habéis visto, el pueblo [...], descubrieron algo distinto en Jesús y lo siguieron», ha señalado. El Señor –ha añadido– debe tener un lugar en los corazones de cada uno pero también debe permitirse su «presencia pública», porque «engendra paz, engendra fraternidad, engendra utopías realizables».
En esta línea, monseñor Osoro recordó que el encuentro con Dios, «con este faro luminoso de vida», genera alegría. Como se ha visto en el relato de la Pasión y en el Evangelio leído antes de la bendición de las palmas, hay «un pueblo alegre» que «descubre que la alegría está en Jesús». «No os dejéis robar la alegría», ha aseverado.
Por último, nos animó a descubrir «por qué entra Jesús en Jerusalén o mejor, cómo entra: la multitud lo aclama como Rey», «¿pero qué tipo de Rey es?» «No está rodeado de símbolos de fuerza», sino que va montado en un asno, sin corte alrededor; «no entra para recibir honores reservados a los poderes de este mundo», sino para «ser humillado», trae «un rostro que ama incondicionalmente a los hombres y que nos invita a tener ese rostro».
Fuente: Infomadrid / R.P


No hay comentarios:

Publicar un comentario