jueves, 11 de febrero de 2016

MIÉRCOLES DE CENIZA: LA CUARESMA DE LA MISERICORDIA


El día 10 de febrero comezamos la Cuaresma, recordando que somo polvo y ceniza, escuchando la llamada a la conversión y a creer en el Evangelio.

Tenemos por delante cuarenta días de especial preparación en todos los ámbitos de nuestra persona que nos sitúan mirando a la Pascua.

Ayer D. Arturo y D.Fausto celebraron  la Eucaristía con motivo del Miércoles de Ceniza e impusieron  la ceniza a toda la Comunidad Educativa del Centro.

El arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, presidió  en la Catedral , la Eucaristía que marca el inicio de la Cuaresma. En su homilía, ha incidido en que, tanto «para nosotros los cristianos como para todos los hombres», el tiempo que ahora comenzamos es un «tiempo privilegiado de la peregrinación interior hacia Aquel que es la fuente de la misericordia: Jesús».

Para vivirlo profundamente, el prelado ha subrayado la necesidad de rasgarse el corazón: «Rasgaos vuestros corazones, no las vestiduras. [...], es importante que tengamos el atrevimiento y la osadía de abrir nuestro corazón, [...] que salga todo aquello que no es de Dios».

Monseñor Osoro ha señalado que esto debe llevar a que «encarnemos en nuestra vida la misericordia, [...] en la historia concreta que vivimos con los demás, en este mundo en el que los hombres estamos rotos, divididos». «Tengamos valentía», ha añadido, para luego detallar que esa encarnación se produce en las obras de misericordia: da de comer, viste, aloja en tu corazón y en tu casa, visita a todos, sé buen consejero, enseña siempre a ser imagen de Dios, perdón, dialoga...

No hay comentarios:

Publicar un comentario