martes, 5 de marzo de 2013

CRONICA EXCURSIÓN A LA GRANJA ESCUELA

Como ya sabéis los alumnos de Primaria estuvieron visitando la granja- escuela "El Álamo" donde realizaron una serie de actividades.
Hemos elegido una de las crónicas ,realizadas por nuestros alumnos, en la que nos cuenta todo lo que sucedió en el transcurso del día.

También queremos recordar que ,como ya conocéis las familias con alumnos de Ed. Infantil, los alumnos de estos cursos realizarán esta visita el próximo 11 de marzo.

El  día 25 de febrero fuimos a la granja escuela El Álamo.

Lo primero que hicimos fue montar a caballo y el monitor (David) nos pidió que le pusiéramos un nombre. Yo quería llamarle "Relámpago", pero al final todos nos olvidamos de darle nombre.



Después fuimos a ver más caballos. Cuando terminamos de ver a los otros caballos, fuimos a ver a los conejos, las cabras y una cerda. Comprobamos los huevos y vimos como se podían clasificar.

Más tarde fuimos a ver un invernadero y nos regalaron una planta que tenemos en clase. Luego nos fuimos a ver a un cabritillo que se llamaba  "Darkvader" y también vimos algunos patos.

A continuación, sacamos agua de un pozo girando un palo metálico que hacía girar unos cubos para que pudieran recoger agua. Más tarde, fuimos a hacer galletas. Nos salieron muy ricas y tenían:

  • Un vaso de azúcar.
  • Un vaso de aceite.
  • Un vaso de leche.
  • Levadura.
  • Harina.
     
Luego fuimos a ver como se hace el aceite de oliva extra.
La máquina tenía más de 200 años y la componía una especie de tobogan con huecos para que las aceitunas pochas cayeran al suelo y las maduras fueran rodando a la cesta. Las aceitunas que cayeran al cesto se echaban a una especie de embudo conectado con un tornillo que, al girar, llevaba con él las aceitunas que había en el embudo. Entonces la aceitunas caían en medio de unos conos de piedra y de ahí salía el aceite.

A continuación, fuimos a ver los pavos. Cuando nos vieron, se escaparon e hicieron unos gemidos muy extraños. También vimos a avestruces y cerdos. ¡En la zona de los cerdos me encontré un hueso de vaca!


Cuando fuimos a ver a las ovejas nos encontramos con una cabra y nos la llevamos a su recinto. Después volvimos donde las ovejas. Su pelo era muy suave y cada vez que nos acercábamos a la cría, ella se escapaba y se acercaba a sus padres.

También visitamos a las cabras y ordeñamos una. Por último, fuimos a ver como estaban nuestras galletas, algunas se habían quemado un poco. Las metimos en una bolsa y nos volvimos al colegio.

¡Ha sido una excursión  genial!


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario